¿Cómo poner a dieta a un gato?

como poner a dieta a tu gato

Los gatos domésticos esterilizados y sin acceso al exterior, pueden tener una carga de estrés superior y menor necesidad de calorías diarias en comparación a otros gatos que vivan en libertad o que sí puedan acceder a zonas exteriores. Muchas veces, esos mayores índices de estrés se traducen en una mayor ingesta de alimento y al llevar una vida más sedentaria, puede llegar a generar sobrepeso en el gato. A continuación, te indicamos las claves para poner a dieta a un gato.

¿Cómo saber si mi gato necesita perder peso?

El peso ideal para un gato dependerá de varios factores: edad, género, raza, etc.  

Una forma fácil y rápida de ver si necesita perder peso es observarlo desde arriba, de forma que veamos su espalda y parte posterior de la cabeza.  Desde esta vista aérea, el cuerpo de un gato con normopeso tendrá una forma ligeramente convexa (zonas laterales del tronco ligeramente hundidas hacia adentro); por el contrario, los gatos con sobrepeso u obesidad mostrarán una forma cóncava en el tronco y cuanta mayor concavidad, mayor será el problema. 

En gatos con pelo semilargo o largo, es mejor guiarse además por la palpación, buscando las formas convexas o cóncavas descritas. 

Es importante no guiarnos por la imagen lateral del gato, porqué podríamos confundir el pliegue primordial (exceso de piel que cuelga del abdomen de la mayor parte de gatos) con sobrepeso, y no tienen nada que ver. 

¿Qué debo hacer para que mi gato pierda peso?

Si tras observar o palpar a tu gato determinas que podría tener un problema de sobrepeso, el primer paso será siempre acudir a tu veterinario.  Es básico determinar que tu gato no sufre ninguna patología que le induzca a una mayor ingesta de alimento o a una menor quema de calorías.

Una vez sepas que tu gato está sano, comenta con el veterinario tu intención de modificar su dieta y pregúntale cuál es el peso ideal para un gato de las características del tuyo, así tendrás una meta establecida. 

Implementación de una dieta eficaz

Una dieta eficaz para tu gato será aquella que tolere y acepte sin incidencias y que se componga de alimentos de calidad.  Más importante que comprar comida de dieta para gatos, será la forma de incentivar su ingesta y hacerla atractiva.

Es sumamente importante que tu gato no tenga fácil acceso a la comida, pero por otra parte, deberá tener comida siempre disponible para no incrementar su estrés.  Lo ideal para lograr ambas metas es la utilización de comederos interactivos donde para obtener el alimento, se requiera cierta actividad e ingenio por parte de tu gato; de este modo comerá más lentamente, menor cantidad y estará mucho más entretenido.  

Aquí tu inventiva puede resultar de gran ayuda: puedes esconder pequeñas raciones dentro de juguetes caseros y que tu gato deba buscarlos, puedes cambiar sus comederos interactivos de lugar, ponerlos en altura, etc. 

Los comederos eléctricos que cada ciertas horas suministran una ración de pienso seco, no son recomendables. Normalmente ingieren las porciones muy rápido y les genera ansiedad no disponer de alimento ni tener forma de conseguirlo. 

Elección de alimentos adecuados para tu gato

Existen en el mercado todo tipo de alimentos adelgazantes para gatos, pero si no quieres generarle problemas gastrointestinales, los cambios de ingredientes deberán de ser los mínimos posibles e implementados de forma muy paulatina. 

Lo ideal antes de escoger determinados productos, es acudir a un nutricionista felino, preferiblemente veterinario y que pueda confeccionar una dieta específica para tu gato, según su estado físico, edad, etc. 

Para determinar cuánto tiene que comer un gato, deberás fijarte en el tipo de dieta que lleva y si esta es a base de pienso seco, comida húmeda, crudo o un compendio de las tres modalidades. 

A continuación, puedes ampliar información sobre los tipos de alimentación y sus beneficios.

Si tu gato únicamente come pienso seco, lo ideal es optar por uno de menor índice calórico e intentar la introducción de alimento húmedo y crudo, que siempre será más saciante por su mayor volumen y ayudará a mantenerlo hidratado. 

Control de porciones

Más importante que controlar el tamaño de la porción, será la forma de suministrarla según lo comentado anteriormente. No obstante, debemos poner límites principalmente al inicio, reduciendo paulatinamente la cantidad de alimento al alcance de nuestro gato. De nuevo, para que no note este cambio de forma brusca, debemos fomentar una ingesta atractiva.

como poner a dieta a un gato

En cuanto a la porción ideal para tu gato, ésta va a depender de su edad, género, raza, peso, si está o no esterilizado, nivel de actividad diaria, etc. y por todo ello es ideal consultar a un especialista.

No obstante, si tu gato tiene sobrepeso o es obeso, está claro que tiene un exceso de comida a su alcance y/o no se está abasteciendo de forma adecuada.

Fomentar la actividad física

Los gatos que tienen libre acceso al exterior, suelen tener una actividad física muy superior a los gatos de interior, con lo que aunque su ingesta sea mayor a la estandarizada para un gato de su edad, género y raza, es probable que su forma física sea la adecuada.

En gatos de interior es básico fomentar su actividad física mediante el juego, la estimulación olfativa y también a través del alimento (escondiendo pequeños premios)

Lo ideal es simular en lo posible la actividad de caza ligada a la alimentación, de modo que el gato deba trabajar para obtener el alimento, moverse y tener la mente ocupada. 

Aunque es importante dedicar un rato de juegos a nuestro gato a diario para fomentar dicha actividad física, también es básico dotar de recursos para que durante nuestras ausencias pueda estar entretenido y activo, en lugar de dormir durante horas esperando nuestro regreso a casa. 

No darle sobras de comida

Nunca debes darle sobras de comida a tu gato ni alimento para humanos que no te haya prescrito un veterinario.. Aparte de que no le beneficiará a nivel intestinal, podrías darle algún producto tóxico para él sin saberlo.  Existe suficiente comida de dieta en el mercado específicamente para gatos y no debes arriesgar. 

¿Por qué es importante mantener un peso saludable en los gatos?

Un peso por encima de lo aconsejable puede traducirse en patologías de distinta índole que pueden incluso llegar a ser fatales para tu gato.  Aunque implique algo de trabajo extra, si aplicas la dieta adecuada y de la forma adecuada, tu gato vivirá más sano (tanto física como mentalmente) y feliz.

Consejos para una transición exitosa

El gato es rutinario y extremadamente perceptivo, con lo que cualquier modificación en su día a día le puede afectar negativamente generando estrés. Por ello, es importante introducir los cambios poco a poco, para que vayan arraigando y observar cómo los va aceptando.  Esto es extrapolable a cambios en el tipo de alimento, introducción de comederos interactivos e incremento de puntos estimulantes en el hogar para mantenerlo activo.

Paciencia y consistencia

Aunque un gato puede engordar muy rápidamente, bajar su peso puede resultar un proceso mucho más largo y tedioso. No desistas, puesto que acabará dando sus frutos y mejorando la salud general de tu gato. 

Darle recompensas

Muchas veces caemos en el error de creer que premiar a nuestro gato es darle algún alimento (snacks, una latita que le guste, etc), lo que puede resultar nefasto si hay problemas de sobrepeso, pero hay recompensas igual de efectivas que no afectarán a su salud. Hablarle con cariño, dedicar algo más de tiempo a jugar con él, utilizar juguetes que le gusten, guardar para él esa caja de cartón que ibas a tirar, etc. son premios igual de eficaces y que no afectarán a su peso.  

Los cambios, poco a poco

Recuerda que cualquier cambio en el tipo de alimento de tu gato se debe introducir de forma lenta y paulatina, además de observar cómo lo tolera durante unos días antes de incrementar cantidades.  Las prisas son totalmente desaconsejables en estos casos, puesto que podrían causar alteraciones importantes en la salud digestiva y general de tu gato.

¿Cómo poner a dieta a un gato si tengo dos?

Si has llegado hasta aquí, seguro que has visto que la forma de suministrar el alimento y el resto de consejos facilitados, son extrapolables a casas multigato. De hecho, es recomendable aplicar todo ello aunque nuestro gato o gatos no sufran de sobrepeso. 

como poner a dieta a un gato si tengo dos

Por tanto, aunque tengas dos gatos, ya ves que hay mucho que puedes hacer. 

No obstante, si uno de los dos gatos tiene sobrepeso, podría ser el reflejo de que algo les está ocurriendo.  Te recomiendo en este caso y tras descartar patologías con el veterinario, recurrir a la ayuda de un profesional en conducta felina que pueda analizar la situación y tratar de encontrar el porqué únicamente uno de los dos gatos ha desarrollado ese sobrepeso en igualdad de condiciones para ambos.  Es altamente probable que exista algún problema de fondo que se pueda corregir, previo a cualquier modificación en la dieta. 
En cuanto a las modificaciones en el alimento en sí, si los productos que les das son de calidad y ambos están sanos y sin requerimientos de dieta específicos, no hay problema en introducir un tipo de pienso más hipocalórico para ambos, una proteína cruda más liviana o comida húmeda sin tanto aporte glucémico, por ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados